El sondeo reveló que, luego del estallido social, el 51,5% de los usuarios optó por cambiar o combinar su medio de transporte habitual durante estos meses.

Tras la crisis social que afectó al país desde el 18 de octubre pasado, la presencia de bicicletas en las calles parece haber aumentado notoriamente ante los problemas de locomoción y la reducción de semáforos en el Gran Santiago.

Un reflejo de esto es lo que revela un estudio desarrollado por el Departamento de Estudios del Automóvil Club, el cual indica que la cantidad de ciclistas aumentaron en un 10% en la capital en los últimos meses del 2019.

El sondeo, que consideró una muestra de 900 personas, entre ciclistas, peatones y automovilistas, detalla que el 51,5% dijo que optó por cambiar o combinar su medio de transporte habitual tras el estallido social.

Entre los transeúntes consultados, según informa el diario HoyxHoyel 39% pasó a usar el Transantiago y el 38,6% eligió moverse a pie. A la vez, el 19,6% usó taxis, el 12,6% en colectivo, 11,3% en auto y 9,2% en bicicleta.

De estos últimos, uno de cada 10 aseguró que empezó a usar la bicicleta después que iniciaron las protestas. La mayoría de los usuarios nuevos serían mujeres menores de 25 años.

Alberto Escobar, gerente de movilidad del Automóvil Club, explicó al citado medio que “el automovilista fue el más reacio a modificar sus patrones de conducta en la ciudad y al que más le incomodó movilizarse por la ciudad. Los peatones y ciclistas, en cambio, fueron mucho más flexibles a este nuevo escenario vial”.

La principal razón indicada por los tres grupos de usuarios viales para cambiar de medio de transporte es la falta de semáforos en las esquinas (56,8%), además de la situaciones de peligro que han debido enfrentar (41,5%).

Sobre la inseguridad que han sentido al moverse en las calles, el 45,1% de los encuestados señaló que siente “temor” al transitar por la ciudad, y el 39% dijo haber vivido situaciones peligrosas que amenazaron su seguridad, especialmente por estar en medio de un enfrentamiento entre manifestantes y Carabineros.

A la vez, el 12,6% de los automovilistas afirmó que se sintió “obligado a realizar alguna acción con la cual no estuviera de acuerdo” como tocar la bocina o participar en “el que baila, pasa”. No obstante, el 59% calificó esta acción como una forma alegre o pacífica de protestar.

 

Fuente: https://www.cnnchile.com/pais/ciclistas-aumentaron-gran-santiago-crisis-social_20200114/